Pablo Picasso: Un mago africano que encarnó en España

Picasso e1584005390902
Foto (detail): Wikipedia / Mar11
Año 12.
Columna 1.48
 

 

“La luz se encendió, cuando, mientras estudiaba diligentemente las esculturas romanas y góticas del Museo del Trocadero, descubrí de repente la habitación con ídolos africanos y polinesios, y fue aplastado por su invención y síntesis”.
Pablo Picasso (1925)

Incluso si uno no es médium ni vidente, después de leer esta confesión metafísica, de hecho una vocación, la conclusión debe ser que la vida de Picasso está entretejida con África de principio a fin. Y no solo por su lenguaje plástico, sino a priori por sus anclajes internos con África a partir de los cuales se desarrolló el lenguaje de las formas: causa y efecto, y no al revés. Picasso con sus raíces africanas encarnadas no pudo evitar pintar lo que siempre hizo, al igual que las pinturas abstractas de Mark Rothko fueron el resultado de su encarnación en el español-islámico Al-Andalus en el siglo XI. (Véase: Moors iconoclasme, en het aangezichtsloze gelaat van Andalusische stoeptegels 2014) (= La iconoclasia morisca, y la cara sin cara de las baldosas de la acera andaluzas).

Pablo Picasso vivió de 1918 a 1940 en la Rue La Boétie 23, París, arriba del comerciante de arte Paul Rosenberg. A principios de 1925 tuvo lugar una entrevista de gran importancia. Picasso fue entrevistado por hidalgo W.F.A. Roëll, anteriormente apreciado corresponsal de arte holandés en París para la revista Het Vaderland y también escribiendo para Elsevier Geïllustreerd Maandschrift. En la introducción a su artículo para la revista, Roëll escribe:

“La conversación [con Picasso] está llegando gradualmente a las esculturas negros y el cubismo. Numerosas personas que quieren interceptarlo sobre esto, han regresado a casa en vano. Se sabe que Picasso, que deja a [George] Braque de hacer los honores, nunca quiso hablar sobre el cubismo, y recientemente [1925] respondió a una encuesta: “Art nègre connais pas” [Arte negro no lo sé]. Pero es como si el pintor se atreviera a expresarse más libremente a un amateur extranjero [Roëll era un ‘corresponsal’ perspicaz, erudito y filosófico] que no posee el encanto de un crítico o periodista trivial”.

En palabras del corresponsal de arte Roëll (que dominaba muy bien el idioma francés), Picasso declaró durante la entrevista:

«Alrededor de 1906, cuando buscábamos una forma de arte puramente plástica, encontramos pruebas abrumadoras de lo que vendría de todos lados. “La luz se encendió, cuando, mientras estudiaba diligentemente las esculturas romanas y góticas del Museo del Trocadero, descubrí de repente la habitación con ídolos africanos y polinesios, y fue aplastado por su invención y síntesis”. Apliqué mis descubrimientos a “Las señoritas de Aviñón”, lo que Braque provocó la declaración; “Ese es una locura, como alguien que come alfombra o bebe petróleo”, y que ha sido la primera causa del cubismo, ese saludable “stade de fermes primaires” [el período de inicio], del cual Braque no es, como se cree a menudo, el primer descubridor.» [Negrita añadida, mv.].

Roëll WFA. (1925). Pablo Picasso. Revista Elsevier’s Geïllustreerd Maandschrift. Año 35, Parte 69, 1925 enero-junio, p. 312. Consultado el 13 de noviembre de 2014, de http://bit.ly/1xlX2s7

La historia se ha vuelto monótona, los análisis simples, pero las conclusiones, hablando reencarnativamente, son claras. Con un solo movimiento, en un dos por tres, sin rodeos, la historia se puede escribir. Durante sus estudios, Picasso había visto más que solo esculturas africanas, también podría haber quedado perplejo al mirar, por ejemplo, dibujos eróticos japoneses, ¿por qué no? ¡No!, Picasso se conmovía, aplastaba, cuando vio un lenguaje formal que coincidía con su experiencia más profunda y convicción visual. El por qué puede quedar claro después de este ensayo.

Picasso no tuvo más remedio que escucharse a sí mismo, a la entidad Picasso que quizás ya se había entrada al cubismo y la abstracción en un pasado africano lejano cuando el Picasso del siglo XIX aún no había nacido, cuando el cubismo y la abstracción todavía no existía en los ojos occidentales culturales. No podemos (gracias a Dios) desviarse de nuestras raíces reencarnativas. Picasso solo tuvo que seguir su brújula interna: seguir al hombre que había sido hace siglos un artista cubista y abstracto en un entorno cultural diferente, en África.

El éxito mundano y el grado de la importancia de las obras de Picasso se deben en gran parte al tiempo histórico de su aparición, el siglo en que Picasso encarnó, así como a las “condiciones secundarias para el éxito”: el bagaje artístico que llevó consigo en la encarnación que comenzó en la ciudad andaluza de Málaga.

El debate psicológico natura-nurtura (innato o adquirido), que ha tenido lugar desde Platón y Aristóteles, – talento versus oportunidad para la exploración – ciertamente se aplica aquí (véase: Criminologie en het nature-norture debat (= Criminología y el debate naturaleza-educación). Para hacer música, se necesitan un objeto y un sujeto que luego interactúen: la antigua aguja de zafiro (sujeto, el talento) y el disco gramofónico de baquelita (objeto, las circunstancias sociales) en el que la aguja corta magnéticamente el disco. Sin un objeto, la aguja no corte nada. Así que había varias encarnaciones en juego con Picasso (talentos como herramientas) que conducirían a un éxito tanto sustantivo como mundano. Factores como interacciones, que son comparables a la posición de un plomero que se lleva varias herramientas si va a un trabajo más extenso. Herramientas (los talentos como sujeto) al servicio del trabajo (el objeto).

Los talentos de Picasso traídos de vidas pasadas, operativos para una era específica que estaba madura para el cubismo y la abstracción, eran, por lo tanto, una oportunidad de oro orquestada. ¿Orquestado por quién? ¿De la entidad Picasso, de tutores desencarnados que guían las elecciones de encarnación con más frecuencia, o quizás de ambos factores? Además, para desarrollar el nuevo movimiento artístico, Picasso no fue el único que encarnó para ese propósito.

Hablando metafóricamente, los tutores o curadores astrales para guiar los procesos de las encarnaciones colectivas tenían un extenso club de “pintores” en espera, antes y después del nacimiento de Picasso. Para encarnar, las entidades como Paul Cézanne, George Braque, Juan Gris y Fernand Léger ya habían recibido sus pasajes para la nave espacial cubista y abstracta “Tierra”, y una vez encarnados, tenían que llegar a París “por casualidad”.

Las artimañas positivas o negativas de los consejeros astrales con respecto a la encarnación colectiva, se forjan con mayor frecuencia pero no siempre, en el mundo astral. Al igual que en los viejos tiempos, amigos del mismo pueblo iban juntos a las colonias españolas, o los yihadistas europeos en este tiempo se encontraban entre sí para ser entrenados por el Estado Islámico, por lo que Hitler encarnó en el tiempo del Tercer Reich junto con un grupo de aspirantes a nazis, quienes ya estaban dotados de “talentos” fascistas en encarnaciones anteriores. (Ravenscroft 1974). Los aspirantes dirigentes del Tercer Reich se encontraron a ciegas. En el ámbito del arte o la ciencia, el principio de encarnar colectivamente es idéntico, y a veces… necesario: una polinización cultural e intelectual.

El proyecto de Manhattan, por ejemplo, que dio origen a la primera bomba atómica, tenía 130,000 empleados, de los cuales 20 científicos recibieron el Premio Nobel. Esto, para servir a un propósito específico o participar en nuevos desarrollos que apelan a la “imaginación”. El desarrollo del arte puramente abstracto, Malévich, Kandinsky, Mondrian y Rothko, también estuvo muy bien preparado e históricamente integrado en términos de reencarnación. (Véase: Moors iconoclasme, en het aangezichtsloze gelaat van Andalusische stoeptegels) (= La iconoclasia morisca, y la cara sin cara de las baldosas de la acera andaluzas).

 

EL PRIMER COMIENZO

Picasso tiene cinco años. Él tiene la primera experiencia, que, sin darse cuenta, proviene de una encarnación africana.

Imagen cinematográfica extrasensorial y escenario de los acontecimientos
Es temprano en la mañana, un día soleado, la puerta de la casa está abierta de par en par. El pequeño Pablo ya ha caminado por delante de su papa y mamá, y feliz como está, baila alegremente en los guijarros frente a su casa Málaga.

Sus movimientos no son bailes infantiles estándar copiados de lo que él habría visto en casa o en otro lugar, sino movimientos que parecen extraños para el espectador ordinario. Todos los profesores de baile habrían calificado los saltos a izquierda y derecha y los movimientos aparentemente arrítmicos como de origen no occidental. Y cualquier médium o vidente ciertamente habría calificado sus bailes aparentemente arrítmicas como las características de un baile ritual africana. Aún a menudo durante su infancia, Picasso mostrará estos brincos aerodinámicos y, a menudo, hasta su muerte, África influirá en su vida.

En una imagen extra sensorial posterior, el joven Pablo, mientras era adolescente, me muestra que se tira repetidamente de una barra horizontal de hierro. Los ejercicios físicos para mantenerse en forma son importantes para él.

El interés en el deporte proviene de las mismas fuentes internas de recuerdos africanos inconscientes como los bailes infantiles en forma de los brincos alegres durante su juventud.

“Tengo que mantenerme en forma, siempre se dice a sí mismo”.

Parece ser un mantra importante, un mantra que se deriva de su encarcelamiento durante una encarnación en África. Picasso, como muchas otras personas con un mantra repetitivo, tampoco sabe que un mantra tiene un origen, que se deriva de una vida pasada. En términos terapéuticamente reencarnativos, los mantras personales, oraciones generalizadas cargadas, son postulados falsificados o resacas mentales (recuerdos malinterpretados y o no procesados) que, en mayor o menor medida, se han asentado en el alma.

Es como el paciente de anorexia que se mira en el espejo y se siente gordo, o el narcisista megalómano que se cree emperador detrás de un pequeño puesto de mercado donde casi no hay clientes. Los postulados, las resacas, las secuelas en términos generales, son más de una vez también fuentes y motivaciones de las que puede nacer mucho arte. Por lo tanto, Picasso debe mantenerse en forma, como un prisionero que físicamente se prepara en su celda con pesas y otros atributos para poder volver a la libertad muscularmente. Sin embargo, Picasso no está en cautiverio africano en esta vida.

Es África la que constantemente se agita en él, y a través de la cual, después de sentir los primeros signos durante la infancia y adolescencia, se despierta en la sala del Trocadero, el museo etnográfico parisino con ídolos africanos. Para Picasso no hay vuelta atrás, su encarnación africana pavimentará su vida actual y la del siglo XX, se escribirá la historia, el cubismo. El antiguo ideal de belleza de la Académie des Beaux Arts francesa dominante morirá, el mundo cambiará a través de Picasso, arte-histórico, político y socialmente, hasta la imagen de moda del cabello teñido de púrpura de las cajeras en los supermercados de hoy. Roy Lichtenstein, Andy Warhol y Joseph Beuys pueden nacer y contribuir con su parte al futuro.

 

MAGIA Y MÁSCARAS AFRICANAS

Como Picasso le describe a hidalgo Roëll en 1925, y luego todo el mundo del arte ha llegado a comprender históricamente, las esculturas negras en Picasso han causado una impresión aplastante e indeleble. Esto a pesar de sus declaraciones contradicciones a veces sobre África como fuente de inspiración, que tenían un propósito estratégico con respecto al factor de originalidad. El Museo Trocadero, el actual Museo de l´Homme, arquitectónicamente un dulce pastel ecléctico y neoclásico, fue visitado frecuentemente por Picasso y sus compañeros reencarnados. Al fin y al cabo, el museo sirve los domingos y otros días tranquilos como sustituto de su hogar africana desde antes de nacer.

Imagen cinematográfica extrasensorial y escenario de los acontecimientos
Es un día en 1906, al final de la mañana. Picasso se encuentra en el museo frente a la sala recién decorada con ídolos africanos: cayó como una bomba. Él no puede contener la emoción, pero como de costumbre, el Escorpio astrológico en él no lo muestra en el exterior. Por eso se pintará Les Demoiselles d’Avignon, que se registrará mundial como el nacimiento del cubismo. Con la pintura, en primer lugar, quiere rendir homenaje a los creadores, los magos y artistas africanos. Solo entonces se pregunta de qué forma podría incorporar por sí mismo la abstracción mostrada.

Su descubrimiento y las transformaciones visuales resultantes, se ven sacudirán los bellas artes del siglo XX desde sus cimientos. El ojo interno y la visión del mundo de Picasso han cambiado completamente desde su primera visita al Museo Trocadero. Es comparable a la mirada del cineasta Alfred Hitchcock, que una vez probó la tensión casi mortal durante la filmación de las películas The Birds o Psycho, solo puede ver el mundo a través de los ojos de una víctima o un psicópata mórbido.

Imagen cinematográfica extrasensorial y escenario de los acontecimientos
Una vez más, Picasso está parado frente a la habitación con ídolos africanos, y nuevamente experimenta una sensación extraña, casi hipnótica. Las esculturas y especialmente las máscaras le encantan. Y una y otra vez sus pies comienzan a hormiguear en los delgados zapatos de verano, un hormigueo frío como un invierno ventoso normando, que se eleva más allá de sus pantorrillas. Siempre tiembla, no solo físicamente. También le da miedo, una opresión que experimenta. Nunca antes había experimentado tal reacción física a través del miedo. Pero nadie necesita saber, y nadie lo sabrá tampoco. Imagine que debería confesarle a una de sus novias, o algo peor, a uno de sus amigos pintores, que le tiene miedo a esas máscaras, de hecho se muero de miedo, y se tiemblan los rodeos. Nadie sabrá nunca su secreto. Para romper el hechizo mágico, solo queda un método: familiarizarse con las máscaras y su influencia, aceptar los pies helados, ponerse calcetines gruesos, y que lo que le sucede emocionalmente transformar al pintando sobre lienzo en su estudio.

Después de un tiempo se hizo amigo de las máscaras, especialmente las africanas, y entró en una nueva fase en el museo etnológico. Picasso se convierte en uno con las máscaras y las imágenes, se vuelve cada vez más uno con ellas.

Imagen cinematográfica extrasensorial y escenario de los acontecimientos
En su imaginación, se identifica con los creadores de las máscaras, como si él mismo fuera uno de los creadores, aunque sabe que eso no es la verdad. Lo hace más tranquilo y también excitado. El hormigueo en los pies y las piernas ha dado paso al éxtasis en su pecho que aparece como palpitaciones extrañas del corazón. Como está embelesado, pero sin ajenjo u opio. No copiará máscaras, ni lo que ve, sino formará lo que experimenta: esa extraña sensación en su pecho y lo que percibe, la ingeniosa invención y síntesis de estos ‘primitivos’ sobrenaturalmente inteligentes. Él hará máscaras de retratos en su propia opinión mientras pinta con un pincel, como si fuera un mago de la pintura de un pasado lejano que quiere conquistar el mundo, aún no consciente de que sus fantasías se harán realidad, sin darse cuenta de que su nombre después de Trocadero entrará en la historia para siempre.

Picasso, quien recuerda claramente su encarnación africana en las capas inconscientes de su alma, se enamoró de sí mismo como una entidad en una existencia anterior, el otro ego en él, puede después de la última ‘conversión a sí mismo’, y solo percibir y pintar rostros femeninos aterciopelados ‘en deformación abstracta’, y visto la realidad a través de los ojos del africano ‘primitivo’, que estaba en una vida pasada.

Después de la obra Les Demoiselles d´Avignon, y en particular los rostros representados en ella de las prostitutas, surgió una inmensa serie de retratos y figuras, las cuales en términos de musa pueden haberse escapado de las catacumbas del arte africano.

Incluso después del presunto período africano de Picasso (1906-1909), atribuido erróneamente a los historiadores burocráticos, Picasso sigue siendo fiel toda una vida a “su tercer ojo africano”, tanto antes Guernica como hasta su última obra conocida “Autorretrato” en 1972. Este estado interior, una fascinación, fue la razón para coleccionar arte africano de por vida en grandes cantidades.

En contraste con el período africano clasificado, el período en realidad tuvo lugar videntemente y parapsicológicamente desde París en 1906, a través de Guernica y miles de otras obras que contenían “estigmas” africanos reencarnativos, hasta su muerte en Mougins en 1973. Es interesante saber que un no-vidente y un no-experto de reencarnación, Yves le Fur, director y conservador del museo etnográfico Musée quai Branly en París, era de la misma opinión: “No hubo un período negro en Picasso, duró toda su vida” El Mundo.

Una serie de las últimas obras conocidas pintadas entre junio y julio de 1972, como la última obra clasificada “Autorretrato” (1972), de origen prehistórico africano o máscaras de Grebo por aquel que tiene ojos para ver, son pruebas convincentes de ello.

Para mostrar el origen de la relación de Picasso con el África mágica, llevo como vidente al lector al siguiente artículo:

‘Pablo Picasso: Mi vida pasada como mago africano encarcelado’

 

NOTAS Y LITERATURA RECOMENDADA

Arroyo S. (2016). Astrología, Karma y Transformación: Las dimensiones interiores del mapa natal. Buenos Aires: Kier Editorial.

Bastide R. (1978). The African Religions of Brazil. Towords a Sociology of the Interpenetration of Civilizations. Baltimore: The John Hopkins University Press.

Cándra CM. (1999). Intérprete de la transformación (los diálogos con el espíritu de Ayrton Senna). Correio da Bahia. Salvador da Bahia, Brasil http://bit.ly/2hGVEMY.

Cerminara G. (1991). Multiples Moradas: mas alla del tiempo y espacio. Madrid: Edaf.

Dam H ten. (2003). Exploring Reincarnation: The classical guide to the evidence of past-life experiences. London: Rider.

Fur le Y. (2017). Picasso primitif: Exposition Jardin du musée du quai Branly. Paris: Flammarion.

Fur le Y. (2008). Masks. masterpieces fron the musee du quai branly collections. Paris: Quai Branly

Fur le Y. (2017). Through the Eyes of Picasso: Face to Face with African and Oceanic Art. Paris: Flammarion.

Kardec A. (1857). The Spirits’ Book. Federaçao Espírita Brasileira. Consultado el 4 de agosto de 2019, de http://bit.ly/12gX1Re

Kardec A. (1861). The Mediums’ Book. Federaçao Espírita Brasileira. Consultado el 4 de agosto de 2019, de http://bit.ly/14oBx81

Kardec A. (1868). The Genesis According to Spiritism. Federaçao Espírita Brasileira. Consultado el 4 de agosto de 2019, de http://bit.ly/11u1cgZ

Madeline L, Martin M, et all. (2006). Picasso and Africa. Cape Town: Bell-Roberts.

O´Brian P. (1994). Picasso: A Biography. New York: Norton.

Richardson J. (1996). A Life of Picasso: 1881-1906: The Painter of Modern Life. Volume I: 1881-1906. New York: Random House.

Richardson J. (2009. A Life of Picasso, Volume II: 1907 1917: The Painter of Modern Life: 1907-1917. London: Random House.

Richardson J. (2007). A Life of Picasso, Vol III: The Triumphant Years 1917-1932. New York: Knopf.

Stepan P. (2006). Picasso’s Collection of African & Oceanic Art: Master of Metamorphosis. New York: Prestel.

Stevenson I. (1992). Veinte casos que hacen pensar en la reencarnación. Madrid: Mirach.

Verstraaten MJG. (2011). Ayrton Senna: Minha vida passada como monge tibetano (capítulo 4, en): As Borboletas não podem Tamarar e as Tâmaras não podem Borboletear. Genética de uma carreira interna & externa. Países Baixos / Antilhas Holandesas: Destinations SA – Inteligência Intuitiva. ISBN 978-90-812836-6-3. Consultado el 4 de agosto de 2019, de https://bit.ly/30TbESB.

Verstraaten MJG. (2012). Sesiones pictóricas en color y las Vidas Pasadas de Camilo Villanueva. Camilo Villaneuva / Críticas, Argentina. Dec 12, 2012. Consultado el 4 de agosto de 2019, de https://bit.ly/2Rh16ct.

Verstraaten MJG. (2013). Sobre el Origen del Arte Contemporáneo por medio de las Memorias de Vidas Pasadas. Periodismo Mediúmnico. Ene 11, 2013;4:03. Consultado el 4 de agosto de 2019, de https://bit.ly/2TMg4co.

Verstraaten MJG. (2016). Lola Flores: Mi vida pasada como maestro francés de ballet. Periodismo Mediúmnico. Consultado el 4 de agosto de 2019, de http://bit.ly/2zSdSUC.

Verstraaten MJG. (2017). Isabel la Católica: Mi vida pasada como monja promiscua. Periodismo Mediúmnico. Consultado el 4 de agosto de 2019, de https://bit.ly/2QgCRw7.

Verstraaten MJG. (2018). Antoni Gaudí: Mi vida pasada en Estambul como adolescente vagabundo que sufrió alucinaciones. Periodismo Mediúmnico. Consultado el 4 de agosto de 2019, de https://bit.ly/2Zrhich.

Verstraaten MJG. (2019). Tomas de Torquemada: Mi vida pasada en Belgrado como hijo de una madre bruta. Periodismo Mediúmnico. Consultado el 4 de agosto de 2019, de https://bit.ly/33TuIkz.

Wambach H. (1983). Vida antes de la vida. Madrid: Edaf.

Wambach H. (1979). Reliving Past Lives: The evidence under hypnosis. New York: Bantam.

Weiss BL. (1993). Through Time into Healing. New York: Simon and Schuster.

Weiss BL. (2005). Muchas Vidas, Muchos maestros. Madrid: Zeta Bolsillo.

Woolger RJ. (1991). Otras vidas, otras identidades: Un psicoterapeuta Jungiano descubre las Vidas Pasadas. Madrid: Martinez Roca.

Woolger RJ. (2011). Healing your Past Lives. Louisville, CO: Sounds True Inc.

 

 

Update 21-01-2020

__________________________________________________________________________________

© MARTIEN VERSTRAATEN
Vidente & médium holandés
Terapeuta de regresión a vidas pasadas
Ejerciendo la profesión desde 1985 (Países Bajos, País de Curazao, Brasil, España)

Periodista mediúmnico. Autor

Puestos ocupados:
Catedrático de Bellas Artes y Métodos Experimentales
HAN University of Applied Sciences,
Departamento de Bellas Artes, Arnhem/Nimega, Países Bajos

Catedrático de Bellas Artes y Metodología Metafísica de Aprendizaje
NHL University of Applied Siences,
Departamento de Bellas Artes, Leeuwarden/Groninga, Países Bajos

Profesor invitado en varios países

Miembro del Consejo del ‘Groninger Museum’, el prominente museo internacional de arte moderno, Groninga, Países Bajos
Miembro de la Junta Provincial de Cultura de Groninga, Groninga, Países Bajos
Miembro de la Junta Provincial de Avaluación de las Bellas Artes, Países Bajos

_______________________________________________


DESTINATIONS
– Laboratorio de Inteligencia Intuitiva
España – Países Bajos – País de Curazao – Brasil
CONSULTORIO PARANORMAL ANDALUCÍA
Jerez de la Frontera, Cádiz, España

www.martienverstraaten.com